sábado, 30 de enero de 2016

Retorcedme sobre el mar

Retorcedme sobre el mar,
al sol, como si mi cuerpo
fuera el jirón de la vela.

Exprimid toda mi sangre.
Tended a secar mi vida
sobre las jarcias del muelle.

Seco, arrojadme a las aguas
con una piedra en el cuello
para que nunca más flote.

Le di mi sangre a los mares.
¡ Barcos, navegad por ella !
Debajo estoy yo, tranquilo.

RAFAEL ALBERTI
Marinero en tierra

No hay comentarios: