domingo, 26 de mayo de 2019

AL PRIMER ASTRONAUTA

Doce de Abril, en Rusia, primavera,
mil novecientos fue sesenta y uno,
lanza a un hombre la magia de la ciencia
-subir para morir y bajar mudo-,
Lázaro a un cementerio de gorriones
de monos y de perros adiestrados.

(Ya no tienen quietud ni las estrellas.)

Oscuro.Hoyo sin fin. Pared. Paredes.
Su cabeza taladra las paredes.
Solo, rodando allá en el otro mundo,
fusilado de cara a las estrellas
y por todo silencio un perro aúlla.

El infinito le aplasta la cabeza,
y la sangre le sangra por la sangre,
un frío de otro frío le recorre
su juventud de hombre sujetado.

Brasas de algo, llamas sin hoguera
ahogando van un aire que no había.
Llegó el miedo...
Y la sed...
Llegó la duda...
¡Sobrevivió¡
¡Salió de la agonía!
El corazón colgaba desprendido,
el hombre,
nuestro hombre sujetado,
corriendo aún más deprisa que la muerte,
volvió ma la tierra, y sonrió mu triste.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

sábado, 25 de mayo de 2019

LAS COSAS

Las cosas, nuestras cosas,
les gusta que las quieran;
a mi mesa le gusta que yo apoye los codos,
a mi silla le gusta que me siente en la silla,
a la puerta le gusta que la abra y la cierre
como al vino le gusta que lo compre y lo beba,
mi lápiz se deshace si lo cojo y escribo,
mi armario se estremece si lo abro y me asomo,
las sábanas son sábanas cuando me echo sobre ellas
y la cama se queja cuando yo me levanto.

¿Qué será de las cosas cuando el hombre se acabe?
Como perros las cosas no existen sin el amo.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

viernes, 24 de mayo de 2019

TODAS LAS NOCHES ME SUICIDO UN POCO

un poco
Todas  las noches me suicido un poco,
por las mañanas tengo menos vida,
como si el vino se volviera tierra
-paletadas de tierra en mis ijares-.

Cuando algo muerto resucita y mueve,
resuella al fin aún más vivo que antaño.
Cuando algo muerto vive, el cataclismo
ensaya sus primeras actuaciones.

Porque empiezo a tener lo que me deja,
y empieza a tener lo que yo le dejo;
y si es pena que muera lo que vive
ya no es tanta si vive lo que ha muerto.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

jueves, 23 de mayo de 2019

DE PROFESIÓN FASTASMA

De profesión: fantasma.
Era alto y delgado no tenía ojos,
para lo que hay que ver, decía.
Venía a visitarme con frecuencia,
nunca pude saber qué fue de vivo,
a veces me parecía hombre y a veces mujer.
Cantar cantaba.
Nunca se estaba quieto,
oscilaba su luz tan pronto debajo de la puerta
como en el techo, como en el pasillo;
se sentaba en todas las sillas de mi casa
y leía mi correspondencia,
salíamos a pisar hojas las tardes de otoño
luego me invitaba a cenar y en un descuido se bebía mi sueño,
entendía nde arte y he de confesaros,
que muchos de mis cuadros los hemos pintado entre los dos..

 GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia


miércoles, 22 de mayo de 2019

APRENDÍ EN EL DOLOR

Aprendí en el Dolor -¡ vaya cartilla!-,
luego sólo dos libros he estudiado,
el corazón que tengo en este lado,
y el helado folleto de la mente.
Un libro y un folleto, de repente,
una tarde me dan el doctorado,
el pliego de papel, un subrayado
y un " ¡ Vaya usted con Dios! ", porque la gente
mientras no nos demuestre lo contrario.....

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia.

martes, 21 de mayo de 2019

ELEGÍ A MI CORAZÓN (AL QUE QUIERO MUCHO)

... Y no te faltará corazón mío
si dejas de saltar y de arquearte,
que no te faltará tu caja fuerte....
de la mejor madera -carne y hueso-;
yo misma tu ataúd, no te preocupes....
Así que no irás solo -nada de eso-;
tú me has acompañado siempre viva,
e iré contigo para donde sea
e iré contigo, corazón amigo,
contigo -ya sin tí- muerta de pena.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia.

lunes, 20 de mayo de 2019

CABRA SOLA

Hay quien dice que estoy como una cabra;
lo dicen, lo repitan, ya lo creo;
pero soy una cabra muy extraña
que lleva una medalla y siete cuernos.
¡Cabra! En vez de mala leche yo doy llanto.
¡Cabra! Por lo más peligroso me paseo.
¡Cabra! Me llevo bien con alimañas todas.
¡Cabra! Y escribo en los tebeos.
Vivo sola, cabra sola
-que no quiso cabrito en compañía-,
cuando subo a lo alto de este valle,
siempre encuentro un lirio de alegría.
Y vivo por mi cuenta, cabra sola;
que yo a ningún rebaño pertenezco.
Si sufrir es estar como una cabra,
entonces sí lo estoy, no dudar de ello.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia.


domingo, 19 de mayo de 2019

1960 Y............

¿ Qué pasa en el pueblo ?
¡ Qué pueblo tan raro !
Hay viudas de vivos
hay niños callados,
huérfanos con padres,
viejas con retratos.

Los campos se secan solos,
rastrojera es la besana.

Las mozas se secan solas
debajo de la ventana.
Los mozos, como no saben,
no escriben desde Alemania.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

sábado, 18 de mayo de 2019

UN ¡AY!

Invade el mundo un ¡ay!
un ay atroz,
y siempre el ¡ay¡ del ¡ay¡ es ley del hoy.
El ¡ay! porque no hay.
El ¡ay de mí!
porque no hay -ay de ti-...
El ¡ay! del Norte al Sur
es la única canción.

Sólo hay un ¡ay!
porque no hay amor.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

viernes, 17 de mayo de 2019

LA PICA

Dios,
          Torero nuestro de cada día...
... Somos becerros toros o novillas-.
Los toros que se agotan en el trapo,
llegan cansados ya a la muleta:
sufrieron a lo largo de la "pica", tanto,
que desangrados de alegría, llegan ya medio vivos a la muerte....
Lo mismo nos sucede a tanta gente...
No debemos dejar que el picador nos mate
para eso está el Torero.
Torero-Dios,
no de jes que el picador
-digo que el pecador-
quiero decir que el Dolor
nos mate antes que Vos.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia.

jueves, 16 de mayo de 2019

Y LO DE SOBRE DIOS

.... Y lo de sobre Dios,
me supongo que Existe
-parece que me tienta por la tarde-,
parece que reluce en la taberna....
¿Quién si no Él va a poner alegría en los tristes borrachos?
¿Quién si no Dios nos levanta del vómito sin interés alguno?....
nos acompaña a casa,
-" a casita que llueve ".

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia


miércoles, 15 de mayo de 2019

A DIOS

La Alegría estudié por enterderte
e inventas otro idioma de repente.
Ahora que yo me aclaro
tú te oscureces Dios,
Espíritu Puro de Contradicción-.

Nos juntas por doquier
y luego nos separa otra vez.

Nos diste el aparato pulmonar,
y luego no nos dejas respirar.

¿Es que me quieres triste o qué?

Cuando me pongo alegre
me dás marcha al revés....

Contesta oh Dios hermoso
que por ser vos quien soy
no puedces ser morboso.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia.

martes, 14 de mayo de 2019

EXTRANJERO-NOTICIAS

Yo, la tan pacífica,
estoy impacífica impaciente.
Yo, la tan tranquila,
estoy de sostén de fuerza
de camisa, de Vietnamita -norte o sur -.
¡Ese Cristo del siglo XX
muerto por nosotros!
-no amén-

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

lunes, 13 de mayo de 2019

TEMOR

Hay un perro que ladra,
como un serrucho grande que serrase el tronco de la noche.
Hay un gato que maulla,
como muerto de amor sobre el tejado de mi alcoba;
hay un escalofrío general en mi cuerpo,
como si alguien pasase la lengua por mis cuadros.
Hay un cínife loco que se da bofetadas contra la lamparilla.
Y hay una soledad llena de seres
que abren y cierran puertas y ventanas
mueven papeles y alzan los visillos
y hay un muerto de miedo sobre mi cama.
Y hay algo que no hay entre las patas de mi silla.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

domingo, 12 de mayo de 2019

VAN A MATAR A UN RÍO

Tajuña río tonto,
hay un millón para cambiar tu sexo y hacerte laguna.
De río bravo y macho
serás una laguna de orilla acementada,
Tajuña no seas tonto,
defiéndete,
¡ a dentelladas !
y niégate anegándoles la presa
-cuando el obrero a salvo en su barraca
duerma pensando en tí...-
¡Tajuña!
¡Recuerda que eres río!
Comprendo tu ira atorrenciada.
Tajuña, hasta tu nombre se rebela
-ya no cantas tus cantos ni tus piedras rodadas-.
Tajuña, no seas tonto,
¡ en pié Tajuña, hazte cascada!
antes de morir mártir,
antes de ser laguna afeminada.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia

sábado, 11 de mayo de 2019

Y PODRÁS CONOCERTE

Y podrás conocerte recordando
del pasado soñar los turbios lienzos,
en este día triste en que caminas
con los ojos abiertos.

De toda la memoria, sólo vale
el don plecaro de evocar los sueños.

ANTONIO MACHADO.

viernes, 10 de mayo de 2019

LLAMÓ A MI CORAZÓN, UN CLARO DÍA

Llamó a mi corazón, un claro día,
con un perfume de jazmín, el viento.

-A cambio de este aroma,
todo el aroma de tus rosas quiero.
- No tengo rosas; flores
en mi jardín no hay ya; todas han muerto.

Me llevaré los llantos de las fuentes,
las hojas amarillas y los mustios pétalos.
Y el viento huyó.... Mi corazón sangraba....
Alma, ¿ qué has hecho de tu pobre huerto?

ANTONIO MACHADO.

jueves, 9 de mayo de 2019

LOS OJOS

Cuando murió su amada
pensó en hacerse viejo
en la mansión cerrada,
solo, con su memoria y el espejo
donde ella se miraba un claro día.

Como el oro en el arca del avaro,
pensó que guardaría
todo un ayer en el espejo claro.
Ya el tiempo para él no correrla.

Mas pasado el primer aniversario,
¡cómo eran -preguntó-, pardos o negros,
sus ojos? ¿glaucos?.... ¿grises?
¡como eran - ¡santo Dios! que no recuerdo?

Salió a la calle un día
de primavera, y paseó en silencio
su doble luto, el corazón  cerrado....
De una ventana en el sombrío hueco
vio unos ojos brillar. Bajó los suyos,
y siguió su camino..... ¡Como esos!

ANTONIO MACHADO.


miércoles, 8 de mayo de 2019

PÍO BAROJA

En Londres o Madrid, Ginebra o Roma,
ha sorprendido, ingenuo paseante.
el mismo taedium vitae en vario idioma,
en múltiple careta igual semblante.

Atrás las manos enlazadas lleva,
y hacia la tierra, al pasear, se inclina;
todo el mundo a su paso es senda nueva,
camino por desmonte o por ruina.

Dio, aunque tardío, el siglo diecinueve
un ascua de su fuego al gran Baroja,
y otro siglo, al nacer, guerra le mueve,
que enceniza su cara pelirroja.
De la rosa romántica, en la nieve,
él ha visto caer la última hoja.

ANTONIO MACHADO.


martes, 7 de mayo de 2019

DON RAMÓN DEL VALLE INCLAN

Yo era en mis sueños, don Ramón, viajero
del áspero camino, y tú, Caronte
de ojos de llama, el fúnebre barquero
de las revueltas aguas de Aqueronte.

Plúrima barba al pecho te caía.
(Yo quise ver tu manquedad en vano).
Sobre la negra barca aparecía
tu verde senectud de Dios pagano.

Habla, dijiste, y yo: cantar quisiera
loor de tu Don Juan y tu paisaje,
en esta hora de verdad sincera.

Porque faltó mi voz en tu homenaje,
permite que en la pálida ribera
te paque en áureo verso mi barcaje.

ANTONIO MACHADO.

lunes, 6 de mayo de 2019

RAMÓN PÉREZ DE AYALA

Lo recuerdo.... Un pintor me lo retrata,
no en el lino, en el tiempo. Rostro enjuto,
sobre el rojo manchón de la corbata,
bajo el amplio sombrero; resoluto.
el ademán y el gesto petulante
-un sí es no es- de mayorazgo en corte;
de bachelor en Oxford, o estudiante
en Salamanca, señoril el porte.

Gran poeta, el pacífico sendero
cantó que lleva a la asturiana aldea;
el mar polisonoro y sol de Homero
le dieron ancho ritmo, y clara idea,
su innúmero camino, el mar ibero,
su propio navegar, propia Odiesea.

ANTONIO MACHADO.

domingo, 5 de mayo de 2019

AZORÍN

La roja tierra del trigal de fuego,
y del hablar florido la fragancia,
y el lindo cáliz de azafrán manchego
amó, sin mengua de la lis de Francia.

¿Cuya es la doble faz, candor y hastío,
y la trémula voz y el gesto llano,
y esa noble apariencia de hombre frío
que corrige la fiebre de la mano?

¡No le pongáis, al fondo, la espesura
de aborrascado mon te o selva huraña
sino, en la luz de una mañana pura

lueñe espuma de piedra, la montaña
y el diminuto pueblo en la llanura,
la aguda torre en el azul de España!

ANTONIO MACHADO.

sábado, 4 de mayo de 2019

AMANECER EN VALENCIA

Desde una torre

Estas rachas de marzo, en los desvanes
-hacia la mar- del tiempo; la paloma
de pluma tornasol, los tulipanes
gigantes del jardín, y el sol que asoma,
bola de fuego entre morada bruma,
a iluminar la tierra levantina....
¿Hervor de leche y plata, añil y espuma,
y velas blancas en la mar latina!

Valencia de fecundas primaveras,
de floridas almunias y arrozales,
feliz quiero cantarte, como eras,
domando a un ancho río en tus canales,
al dios marino con tus albuferas,
al centauro de amor con tus rosales.

ANTONIO MACHADO.

viernes, 3 de mayo de 2019

EL POETA RECUERDA LAS TIERRAS DE SORIA


¡ Ya su perfil zancudo en el regato,
en el azul el vuelo de ballesta,
o, sobre el ancho nido de ginesta,
en torre, torre y torre, el garabato
de la cigüeña¡.... En la memoria mía
tu recuerdo a traición ha florecido;
y hoy comienza tu campo empedernido
el sueño verde en la tierra fría.

Soria pura, entre montes de violeta.
Di tú, avión marcial, si el alto Duero
a donde vas recuerda a su poeta
al revivir su sojo Romancero,
¿o es, otra vez, Caín, sobre el planeta,
bajo tus alas, moscardón guerrero?

ANTONIO MACHADO.



jueves, 2 de mayo de 2019

MIS POETAS

El primero es Gonzalo de Berceo llamado,
Gonzalo de Bercelo, poeta y peregrino,
que yendo en romería acaeció en un prado
y a quien los sabios pintan copiando un pergamino.

Trovó a Santo Dimingo, trovó a Santa María,
y a San Millán, y a San Lorenzo y Santa Oria
y dijo: Mi dictado non es de juglaría;
escrito lo tenemos, es verdadera historia.

Su verso es dulce y grave; monótonas hileras
de chopos invernales en donde nada brilla;
renglones como surcos en pardas sementeras,
y lejos, las montañas azules de Castilla.

Él nos cuenta el repaire del romero cansado;
leyendo en santorales y libros de oración,
copiando historias viejas, nos dice su dictado,
mientras le sale afuera la luz del corazón.

ANTONIO MACHADO.


miércoles, 1 de mayo de 2019

UNA NOCHE DE VERANO

Una noche de verano
-estaba abierto el balcón
y la puerta de mi casa-
la muerte en mi casa entró.

Se fue acercando a su lecho
-ni siquiera me miró-,
con unos dedos muy finos
algo muy tenue rompió.

Silenciosa y sin mirarme,
la muerte otra vez pasó
delante de mí. ¿Qué has hecho?
La muerte no respondió.

Mi niña quedó tranquila,
dolido mi corazón.
¡Ay, lo que la muerte ha roto
era un hilo entre los dos!

ANTONIO MACHADO.



martes, 30 de abril de 2019

ALLÁ EN LAS TIERRAS ALTAS

Allá en las tierras altas,
por donde traza el Duero
su curva de ballesta
en torno a Soria, entre plomizos cerros
y manchas de raídos encinares,
mi corazón está vagando, en sueños.....

¿No ves Leonor, los álamos del río
con sus ramajes yertos?
Mira el Moncayo azul y blanco; dame
tu mano y paseemos.

Por estos campos de la tierra mía,
bordados de olivares polvorientos,
voy caminando solo,
triste, cansado, pensativo y viejo..

ANTONIO MACHADO.

lunes, 29 de abril de 2019

CAMPOS DE SORIA IV

Las figuras del campo sobre el cielo¡
Dos lentos bueyes aran
en un alcor, cuando el otoño empieza,
y entre las negras testas doblegadas
bajo el peso del yugo,
pende un cesto de juncos y retama,
que es la cuna de un niño;
y tras la yunta marcha
un hombre que se inclina hacia la tierra,
y una mujer que entre las abiertas zanjas
arroja la semilla.
Bajo una nube de carmín y llama,
en el oro fluido y verdinoso
del poniente, las sombras se agigantan.

ANTONIO MACHADO.

domingo, 28 de abril de 2019

CAMPOS DE SORIA III

Es el campo ondulado, y los caminos
ya ocultan los viajeros que cabalgan
en pardos borriquillos,
ya al fondo de la tarde arrebolada
elevan las plebeyas figurillas,
que el lienzo de oro del ocaso manchan.
Mas si trepáis a un cerro y veis el campo
desde los picos donde habita el águila,
son tornasoles de carmín y acero,
llanos plomizos, lomas plateadas,
circuitos por montes de violeta,
con las cumbres de nieve sonrosada.

ANTONIO MACHADO.

sábado, 27 de abril de 2019

CAMPOS DE SORIA II

Las tierras labrantías,
como retazos de estameñas pardas,
el huertecillo, el abejar, los trozos
de verde oscuro en que el merino pasta,
entre plomizos peñascales, siembran
el sueño alegre de infantil Arcadia.
En los chopos lejanos del camino,
parecen humear las yertas ramas
como un glauco vapor -las nuevas hojas-
y en las quiebras de valles y barracas
blanquean los zarzales florecidos,
brotan las violetas perfumadas.

ANTONIO MACHADO.

viernes, 26 de abril de 2019

CAMPOS DE SORIA I

Es la tierra de Soria árida y fría.
Por las colinas y las sierras calvas,
verdes pradillos, cerros cenicientos,
la primavera pasa
dejando entre las hierbas olorosas
sus diminutas margaritas blancas.
La tierra no revive, el campo sueña.
Al empezar Abril está nevada
la espalda del Moncayo,
el caminante lleva en su bufanda
envuelto cuello y boca, y los pastores
pasan cubietos con sus luengas capas.

ANTONIO MACHADO.

jueves, 25 de abril de 2019

AL BORDE DEL SENDERO

Al borde del sendero un día nos sentamos.
Ya nuestra vida es tiempo, y nuestra sola cuita
son las desesperantes posturas que tomamos
para aguardar. Más Ella no faltará a la cita.

ANTONIO MACHADO


miércoles, 24 de abril de 2019

SONETOS - I - LA PRIMAVERA

Más fuerte que la guerra -espanto y grima-
cuando con torpe vuelo de avutarda
el ominoso trimotor se encima
y sobre el vano techo se retarda,
hoy tu alegre zalema el campo anima,
tu claro verde el chopo en yemas guarda.
Fundida irá la nieve de la cima
al hielo rojo de la tierra parda.

Mientras retumba el monte, el mar humea,
da la sierena el lúgubre alarido,
y en el azul el avión platea,
¡cuán agudo se filtra hasta mi oído,
niña inmortal, infatibagle dea,
el agrio son de tu rabel florido!

ANTONIO MACHADO


martes, 23 de abril de 2019

CAMPO

La tarde está muriendo
como un hogar humilde que se apaga.

Allá sobre los montes,
quedan algunas brasas.
Y ese árbol roto en el camino blanco
hace llorar de lástima.

¡Dos ramas en el tronco herido, y una
hoja marchita y negra en cada rama!

¿Lloras?.... Entre los álamos de oro,
lejos, la sombra del amor te aguarda.

ANTONIO MACHADO.

lunes, 15 de abril de 2019

ELEGÍA DE UN MADRIGAL

Recuerdo que una tarde de soledad y hastío,
¡oh tarde como tantas! el alma mía era,
bajo el azul monótono, un ancho y terso río
que ni tenía un pobre juncal en su ribera.

¡Oh mundo sin encanto, sentimental inopia
que borra el misterio azogue del cristal!
¡Oh el alma sin amores que el universo copia
con un irremediable bostezo universal!

Quiso el poeta recordar a solas,
las ondas bien amadas, la luz de los cabellos
que él llamaba en sus rimas rubias olas.
Leyó.... La letra mata: no se acordaba de ellos...

Y un día -como tantos-, al aspirar un día
aromas de una rosa que en el rosal se abría, brotó
como una llama la luz de los cabellos
que él en sus madrigales llamaba rubias olas,
brotó, porque su aroma igual tuvieron ellos...
Y se alejó en silencio para llorar a solas.

ANTONIO MACHADO

domingo, 14 de abril de 2019

ORILLAS DEL DUERO

Se ha asomado una cigüeña en lo alto del campanario.
Girando en torno a la torre y al caserón solitario,
ya las golondrinas chillan.Pasaron del blanco invierno,
de nevascas y ventiscas los crudos soplos del infierno.

En una tibia mañana.
El sol calienta un poquito la pobre sierra sorina.
Pasados los verdes pinos,
casi azules, primavera
se ve brotar en los finos
chopos de la carretera
y del río. El Duero corre, terso y mudo,mansamente.
El campo parece, más joven, adolescente.
Entre las hierbas alguna humilde flor ha nacido,
azul o blanca. ¡Belleza del campo apenas florido
y mística primavera!

¡Chopos del camino blanco, álamos de la ribera,
espuma de la montaña ante la azul lejanía,
sol del día, claro día!
¡ Hermosa tierra de España !

ANTONIO MACHADO


sábado, 13 de abril de 2019

CANTE HONDO

Yo meditaba absorto, devanando
los hilos del hastío y la tristeza,
cuando llegó a mi oído,
por la ventana de mi estancia, abierta
a una caliente noche de verano,
el plañir de una copla soñolienta,
quebrada por los trémolos sombríos
de las músicas magas de mi tierra.

....Y era el Amor, como una roja llama...
-Nerviosa mano en la vibrante cuerda
ponía un largo suspirar de oro,
que se trocaba en surtidor de estrellas-

....Y era la Muerte, al hombro la cuchilla,
el paso largo, torva y esquelética.
-Tal cuando yo era niño la soñaba-.

Y en la guitarra, resonante y trémula,
la brusca mano, al golpear fingía
el reposar de un ataúd en tierra.

Y era un plañido solitario el soplo
que el polvo barre y la ceniza avienta.

ANTONIO MACHADO

viernes, 12 de abril de 2019

YO VOY SOÑANDO CAMINOS

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡ Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...

¿A dónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero....
-la tarde cayendo está-.

"En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día:
ya no siento el corazón".

Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y debílmente blanquea,
se enturbia y desaparece.

Mi cantar vuelve a plañir:
"Aguda espina dorada,
quien te pudiera sentir
en el corazón clavada".

ANTONIO MACHADO

jueves, 11 de abril de 2019

HORIZONTE

En una tarde clara y amplia como el hastío
cuando su lanza blande el tórrido verano,
copiaban el fantasma de un grave sueño mío
mil sombras en teoría, enhiestas sobre el llano.

La gloria del ocaso era un purpúreo espejo,
en un cristal en llamas, que al infinito viejo
iba arrojando el grave soñar en la llanura....
Y yo sentí la espuela sonora de mi paso
repercutir lejana en el sangriento ocaso,
y más allá, la alegre canción de un alba pura.

ANTONIO MACHADO

miércoles, 10 de abril de 2019

TARDE TRANQUINA, CASI

Tarde tranquila, casi
con placidez de alma,
para ser joven, para haberlo sido
cuando Dios quiso, para
tener algunas alegrías.... lejos
y poder dulcemente recordarlas.

ANTONIO MACHADO

martes, 9 de abril de 2019

POR TIERRAS DE ESPAÑA

El hombre de estos campos que incendia los pinares
y su despojo aguarda como botín de guerra,
antaño hubo raído los negros encinares.
talado de robustos robledos de la sierra.

Hoy ve sus pobres hijos huyendo de sus lares;
la tempestad llevarse los limos de la tierra
por los sagrados ríos hacia los anchos mares;
y en páramos malditos trabaja, sufre y yerra.

ANTONIO MACHADO.

lunes, 8 de abril de 2019

SUEÑO

Ayer soñé que veía
a Dios y que a Dios hablaba;
y soñé que Dios me oía....
Después soñé que soñaba.

ANTONIO MACHADO

domingo, 7 de abril de 2019

PROFESIÓN DE FE

El Dios que todos llevamos,
el Dios que todos hacemos,
el Dios que todos buscamos
y que nunca encontraremos.
Tres dioses o tres personas
del solo Dios verdadero.

ANTONIO MACHADO

sábado, 6 de abril de 2019

PRIMAVERAL

Nubes, sol, prado verde y caserío
en la loma, revueltos, Primavera
puso en el aire de este campo frío
la gracia de sus chopos de ribera.

Los caminos del valle van al río,
y allí, junto al agua, amor espera.
¿Por tí se ha puesto el campo ese atavío
de joven, oh invisible compañera?

¿Y ese perfume del habar al viento?
¿Y esa primera blanca margarita?
¿Tú me acompañas? En mi mano siento
doble latido; el corazón me grita,
que en las sienes me asorda el pensamiento:
eres tú quien florece y resucita.

ANTONIO MACHADO.

viernes, 5 de abril de 2019

TAL VEZ LA MANO, EN SUEÑOS

Tal vez la mano, en sueños,
del sembrador de estrellas,
hizo sonar la música olvidada
como una nota de la lira inmensa,
y la ola humilde a nuestros labios vino
de unas pocas palabras verdaderas.

ANTONIO MACHADO

jueves, 4 de abril de 2019

SOÑÉ QUE TÚ ME LLEVABAS

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena.

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tal vez de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera.

¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!
Vive, esperanza, ¡quién sabe
lo que se traga la tierra!

ANTONIO MACHADO.

miércoles, 3 de abril de 2019

LA PLAZA Y LOS NARANJOS ENCENDIDOS....

La plaza y los naranjos encendidos
con sus frutoas redondas y risueñas.

Tumulto de pequeños colegiales
que, al salir en desorden de la escuela,
llenan el aire de la plata en sombra
con la algaraza de sus voces nuevas.

¡Alegría infantil en los rincones
de las ciudades muertas!...

¡Y algo nuestro de ayer, que todavía
vemos vagar por estas calles viejas!

ANTONIO MACHADO.

martes, 2 de abril de 2019

PRELUDIO

Mientras la sombra pasa de un santo amor,
hoy quiero poner un dulce salmo sobre mi viejo atril.
Acordaré las notas del órgano severo
al suspirar fragante del pífano de abril.

Madurarán su aroma las pomas otoñales,
la mirra y el incienso salmodiarán su olor;
exhalarán su fresco perfume los rosales
bajo la paz en sombra del tibio huerto en flor.

Al grave acorde lento de música y aroma,
la sola y vieja y noble razón de mi rezar
levantará su vuelo suave de paloma,
y la palabra blanca se elevará al altar.

ANTONIO MACHADO.

lunes, 1 de abril de 2019

LA PRIMAVERA BESABA

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.

Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil....
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.

Bajo ese almendro florido,
todo cargado de flor
-recordaré-, yo he maldecido
mi juventud sin  amor.

Hoy, en la mitad de la vida,
me he parado a meditar....
¡Juventud nunca vivida,
quien te volviera a soñar!

ANTONIO MACHADO