viernes, 20 de diciembre de 2019

PORQUE EL AMANTE SE CREYÓ ÍCARO DE OTRO SOL

PORQUE EL AMANTE SE CREYÓ ÍCARO DE OTRO SOL


Que me olvidé de tí junto a la altura
junto al soberbio sol y sus hirientes
manos de sed, que absorve las corrientes,
funde el candor e incendia la llanura.

Que no quise y me alcé. Que mi estatura
ganada fue por alas inclementes,
y no quise y me alcé sobre las fuentes
del mar y sobre el mar y su amargura.

Roto estoy ya, caído desde el viento.
Pero una llama me apagó los males
y desafió el mal con sus banderas.

No surgiera qué flor de qué hundimiento
al verte, sol, beber los manantiales
en los que yo no quise que bebieras.

ANTONIO GALA

No hay comentarios: