sábado, 28 de noviembre de 2020

ORACIÓN PARA IR TIRANDO

Padre nuestro que estás en los cielos
¿ por qué no bajas y te das un garbeo ?
Si te interesas por nuestros Fueros,
glorificado será tu abuelo.
Al obrerito y al palaciego
tus ordenanzas vienen al pelo.
- Hágase mi voluntad así en la mina
como en el lapicero-.
La "castaña" nuestra de cada día
dánosla hoy,
y disculpa nuestros ocios así como nosotros
"tragamos" a nuestros superiores,
no nos dejes caer con el "tablón".

Mas líbranos del bien también.

GLORIA FUERTES



viernes, 27 de noviembre de 2020

DE PRESTADO

Vivo como de prestado,
las manos son de mi padre
y la nariz de mi hermano,
el abrigo de un difunto
y el cinturón de un soldado.
Mi vida es de otra persona,
mi verso, de otro dictado;
todo lo que tengo y llevo
me lo han regalado.

GLORIA FUERTES



jueves, 26 de noviembre de 2020

ME ENTRETENGO QUERIÉNDOTE

Por la tarde, al aterdecer
-después de los versos-,
me entretengo queriéndote,
me entretengo.
Apago las luces
y enciendo el amor,
y al amor de la lumbre
que brota del recuerdo....
( ¡ Es hermoso el otoño para amarte !)
.... encandilo mis ojos
y caliento mis dedos,
pongo agua en los nardos
y un disco de silencio.

Aunque no estás conmigo
a tu imagen queriendo,
por la tarde yo sola,
me entretengo,
queriéndote, me entretengo.

GLORIA FUERTES


miércoles, 25 de noviembre de 2020

CANCIÓN 31.2

Canto, río, con tus aguas:

De piedra, los que no lloran.
De piedra, los que no lloran.
De piedra, los que no lloran.

Yo nunca será de piedra.
Lloraré cuando haga falta.
Lloraré cuando haga falta.
Lloraré cuando haga falta.

Canto, río, con tus aguas:

De piedra, los que no gritan.
De piedra, los que no ríen
De piedra, los que no cantan.

Yo nunca seré de piedra.
Gritaré cuando haga falta.
Reiré cuando haga falta.
Cantaré cuando haga falta.

Canto, río, con tus aguas:
Espada, como tú, río.
Como tú, también, espada.
También, como tú, yo, espada.

Espada, como tú, río,
blandiendo al son de tus aguas:

De piedra, los que no lloran.
De piedra, los que no gritan.
De piedra, los que no ríen.
De piedra, los que no cantan.

RAFAEL ALBERTI.
(Baladas y canciones del PARANÁ)




martes, 24 de noviembre de 2020

CANCIÓN 30.2

(A.M.)

Em un boliche cercano
del río, (en una taberna),
me acuerdo también de tí,
buen bebedor.

           Las botellas
me miran, serias, en fila,
gritando en sus etiquetas
nombres de malos licores
y vino peor.

          ( Es buena
la viña de estos lugares,
pero - ¿ qué hacer ? - cuando llega
al labio de quien bebe,
más que alegría es ya pena.)

Vino que no hace cantar,
no es vino de nuestra tierra.
Lo mejor aquí es el río,
el agua corriente y fresca.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ)



lunes, 23 de noviembre de 2020

CANCIÓN 29.2

La araña.
( ¡ Sí la matara !)

Ha venido con la leña.
( ¿ Y si la matara ? )

¿Por qué, si no es una araña?
Sí, una arañita de cuento,
de fábula.

Solo estoy, junto a la lumbre.
Siéntate a mi lado, araña.

¿ Y si te contara un cuento ?
¿ Y si tú me lo contaras,
araña ?

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ)




domingo, 22 de noviembre de 2020

CANCIÓN 28.2

.... Y sin embargo. ¡ qué alegre,
qué alegre y feliz ha sido
-y volverá a ser- mi canto¡

Yo sé que me lo sustentan,
aunque ahora
se escondan, anden ocultas,
cosas y gentes que al mundo
no nacieron
más que para la alegría.
Allí están mis marineros
aguardando.
Mis costas de sol y verdes
rumores largos de vides
y de pinos aguardando.
Allí, azules, mis salinas,
mi pueblo, mis pueblos blancos,
aunque clavados ahora
con tres clavos, aguardando.
Allí me están aguardando,
allí me esperan, mordiéndose
lo que un día
saltará de nuevo al viento,
cantando,
alegre y feliz cantando.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ) 



sábado, 21 de noviembre de 2020

CANCIÓN 27.2

-- No hay que decir: Estoy alegre.
Hay que estarlo.

Alegres hay que están muertos.
Muertos, y hasta ya enterrados.

Alegre, en lo profundo,
no porque yo diga estarlo.

Hoy digo: No estoy alegre.
Algún día voy a estarlo.

(Sin mentirme, voy a estarlo)

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ)




viernes, 20 de noviembre de 2020

CANCIÓN 26.2

Hoy me siento como si
cantara en mi nuevo canto
el alba del alhelí.

-Ven, mi amor. ¿ Me quieres, dí?
Si sí, yo te daré el alba,
el alba del alhelí.

Y si no, también el alba,
el alba del alhelí.

Dime que no.
Dime que sí.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ)



jueves, 19 de noviembre de 2020

CANCIÓN 25.2

¡ Cuántos hogares sin fuego !
¡ Cuántos que no pueden ver,
sentir lo entrañable y tierno
que es el fuego !

Dulce es estar en la noche,
callado, mirando el fuego.

Fuego de mis soledades
momentáneas, en tí aprendo
lo que es la vida sin pan,
sin calor, sin ese sueño
que tiembla, fijo, en tu llama,
fuego.

Cuántas cosas tú me enseñas,
que a veces olvido, fuego.

De mi soledad de hoy
volveré contigo adentro.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ) 



miércoles, 18 de noviembre de 2020

CANCIÓN 24.2

Parten leña.
Se oyen los troncos heridos
por el hacha.

Rodar de troncos ya muertos
bajo el hacha.

Muge el bañado. La tarde
brama.

Parten leña, que a la noche
será brasa.

Y yo me acuerdo del humo
que otro viento se llevaba.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ) 



martes, 17 de noviembre de 2020

CANCIÓN 23.2

Hojas caídas, ¿ puedo hablaros,
desear algo de vosotras ?

Secas hermanas, otros tiempos,
tenaces en mis suelas rotas.

De noche, siempre en mis zapatos
persistíais mojadas, solas.

¿ Puedo encontrar, hojas de hoy,
una de ayer entre vosotras ?

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ) 



lunes, 16 de noviembre de 2020

CANCIÓN 22.2

Entró la noche, y pensaba
ser yo quien entraba y no
ser la noche quien entraba.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ) 



domingo, 15 de noviembre de 2020

CANCIÓN 21.2

Pensé ponerle a mi casa
de campo un nombre: El Olvido.

Pero pensé: ¡qué buen nombre
para los que mal me quieren
y se llaman mis amigos!

Le dí otro nombre: El Recuerdo.
Y le dí El Olvido al olvido.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ)



sábado, 14 de noviembre de 2020

CANCIÓN 20.2

El árbol ya está carmín,
pero tú estás amarillo.

Membrillo.

Frente a tí el limón, de envidia
también se ha puesto amarillo.

Membrillo.

¿Qué amarillo de los dos,
hoy, para mí, mi amarillo?

Membrillo.

Hoja carmín, hoja verde.
Sí, pero el fruto, amarillo.

Membrillo.

Que al amarillo limón
hoy lo venza tu amarillo.

Membrillo.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ) 



viernes, 13 de noviembre de 2020

CANCIÓN 19.2

Belleza para mirarla
descansando.

Para saber que es belleza,
libre el brazo.

Si barrer antes del alba
los establos.

Si en vez de marchar erguido,
ir doblado,
¿qué belleza puede abrirse
en los campos?

Te ganará la belleza
por tu mano.

Y la mirarás un día,
descansando.

RAFAEL ALBERTI
(Baladas y canciones del PARANÁ)




jueves, 12 de noviembre de 2020

LAS ASCUAS DE UN CREPÚSCULO MORADO

   Las ascuas de un crepúsculo morado
detrás del negro cipresal humean...
En la glorieta en sombra está la fuente
con su alado y desnudo Amor de piedra,
que sueña mudo. En la marmórea taza
reposa el agua muerta.

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos



miércoles, 11 de noviembre de 2020

JARDÍN

   Lejos de tu jardín quema la tarde
inciensos de oro en purpurinas llamas,
tras el bosque de cobre y de ceniza.
En tu jardín hay dalias.
¡ Malhaya tu jardín !.... Hoy me parece
la obra de un peluquero,
con esa pobre palmerilla enana,
y ese cuadro de mirtos recortados....
y el naranjito en su tonel.... El agua
de la fuente de piedra
no cesa de reir sobre la concha blanca.

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos



martes, 10 de noviembre de 2020

HORIZONTE

   En una tarde clara y amplia como el hastío,
cuando su lanza blande el tórrido verano,
copiaban el fantasma de un grave sueño mío
mil sombras en teoría, enhiestas sobre el llano.

   La gloria del ocaso era un purpúreo espejo,
era un cristal de llamas, que al infinito viejo
iba arrojando el grave soñar de la llanujra....
Y yo sentí la espuela sonora de mi paso
repercutir lejana en el sangriento ocaso,
y más allá, la alegre canción de un alba pura.

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos



lunes, 9 de noviembre de 2020

SOL DE INVIERNO

   Es mediodía. Un parque.
Invierno. Blancas sendas;
simétricos montículos
y ramos esqueléticos.

   Bajo el invernadero,
naranjos en maceta,
y en su tonel, pintado
de verde, la palmera.

   Un viejecillo dice,
para su capa vieja:
" ¡ El sol, esta hermosura
del sol¡ ...." Los niños juegan.

   El agua de la fuente
resbala, corre y sueña
lamiendo, casi muda,
la verdinosa piedra.

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos.




domingo, 8 de noviembre de 2020

LOS ÁRBOLES

   Los árboles conservan
verdes aún las copas,
pero del verde mustio
de las marchitas frondas.

   El agua de la fuente,
sobre la piedra tosca
y de verdín cubierta,
resbala silenciosa.

   Arrastra el viento algunas
amarillentas hojas.
¡ El viento de la tarde
sobre la tierra en sombra!

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos



sábado, 7 de noviembre de 2020

ME DIJO UN ALBA DE LA PRIMAVERA

   Me dijo un alba de la primavera:
Yo florecí en tu corazón sobrío
ha muchos años, caminante viejo
que no cortas las flores del camino.

   Tu corazón de sombra, ¿acaso guarda
el viejo aroma de mis viejos lirios?
¿Perfuman aún mis rosas la alba frente
del hada de su sueño adamantino?

   Respondí a la mañana:
Sólo tienen cristal los sueños míos.
Yo no conozco el hada de mis sueños;
ni sé si está en mi corazón florido.

   Pero si aguardas la mañana pura
que ha de romper el vaso cristalino,
quizá el hada te dará tus rosas,
mi corazón tus lirios.

ANTONIO MACHADO.
Yo voy soñando caminos


 

viernes, 6 de noviembre de 2020

EL SOL ES UN GLOBO DE FUEGO

   El sol es un globo de fuego,
la luna es un disco morado.

   Una blanca paloma se posa
en el alto ciprés centenario.

   Los cuadros de mirtos parecen
de marchito velludo empolvado.

   ¡El jardín y la tarde tranquila!...
Suena el agua en la fuente de mármol.

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos



jueves, 5 de noviembre de 2020

GUITARRA DEL MESÓN

   Guitarra del mesón que hoy suenas jota,
mañana petenera,
según quien llega y tañe
las empolvadas cuerdas,
guitarra del mesón de los caminos,
no fuiste nunca, ni serás, poeta.

   Tú eres alma que dice su armonía
solitaria a las almas pasajeras.....

   Y siempre que te escucha el caminante
sueña escuchar un aire de su tierra.

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos



 

 

miércoles, 4 de noviembre de 2020

YO VOY SOÑANDO CAMINOS

   Yo voy soñando caminos
de la tarde.  ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...
¿A dónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero.....
La tarde cayendo está -,
"En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día:
ya no siento el corazón."

   Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

   La tarde más se obscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea,
se enturbia y desaparece.

   Mi cantar vuelve a plañir:
"Aguda espina dorada,
quién te pudiera sentir
en el corfazón clavada".

ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos




martes, 3 de noviembre de 2020

YO TE AGRADEZCO LA INTENCIÓN

Yo te agradezco la intención, hermana,
la buena voluntad con que me asiste
tu alegría ejemplar; pero, desiste
por Dios: hoy no me abras la ventana.

Por Dios, hoy no me abras la ventana
de la sonrisa, hermana, que estoy triste,
lo mismo que un canario sin alpiste,
dentro de la prisión de la mañana.

La pena, amor, mi tía y tu sobrima,
hija del alma y prima de la vena,
la paz de mis retiros desordena
mandándome a la angustia, su vecina.

La postura y el ánimo me inclina;
y en la tierra doy siempre menos buena.

MIGUEL HERNÁNDEZ



lunes, 2 de noviembre de 2020

ENCUENTRO

Si te perdiera
Si te encontrara....
bajo la tierra....
bajo la tierra
del cuerpo mío,
siempre sedienta.

MIGUEL HERNÁNDEZ


 



domingo, 1 de noviembre de 2020

MI CORAZÓN NO PUEDE CON LA CARGA

Mi corazón no puede con la carga
de su amorosa y lóbrega tormenta
y hasta mi lengua eleva la sangrienta
especie clamorosa que lo embarga.

Ya es corazón mi lengua lenta y larga,
mi corazón ya es lengua larga y lenta...
¿ Quieres contar sui penas ? Anda y cuenta
los dulces gtranos de la arena amarga.

Mi corazón no puede más de triste:
con el flotante espectro de un ahogado
vuela en la sangre y se hunde sin apoyo.

Y ayer, dentro del tuyo, me escribiste
que de nostalgia tienes inclinado
medio cuerpo hacia mí, medio hacia el hoyo.

MIGUEL HERNÁNDEZ