viernes, 16 de noviembre de 2018

SIERRA DE ARACENA

No preciso memoria
para sentir tu mano aquella tarde.
Aquella tarde es ésta....
Desmemoriados y jóvenes, los dioses
se alejan de nosotros
sin volver la cabeza;
pero acaso no sean
la razón de este mundo.

Terminado en ti mismo,
silencioso, remoto, casi ausente,
sosteniendo el paisaje -ya paisaje-
no te sonrías, no te muevas tú...
¿A quién convenceré de que exististe?
¿En vano se consumó el destino?
¿La plenitud es sólo
un tema para un cántico?

Miro a la tarde aquella
para vivir. La miro,
y renace el destino a cada instante.

ANTONIO GALA
Poemas de amor

jueves, 15 de noviembre de 2018

ALBAYZÍN

Pendiente de una mano,
me extraviaba y me recuperaba.
Hay noches en que dudan
de su divinidad los propios dioses,
y un sorbo fugaz caben los mares.
¿Por ventura sabemos
qué es lo que cae y qué lo que se eleva?

Albayzín, Albayzín,
niño desorientado,
donde el agua da sed,
y el amor es un carmen de cipreses inmóviles
al que siempre se vuelve.

Yo estoy vivo y tú muerto,
o muerto yo y tú vivo; ¿ qué más da ?
Nuevamente, más tarde o más temprano,
aquí coincidiremos.

ANTONIO GALA
Poemas de amor.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

NÍJAR

Fue la primera noche
En la niebla, las voces del jazmín,
el crujiente salitre,
la verdad lloviznando sobre el mundo
es estado de gracia.

El destino furtivo
por áridas laderas
busca las aguas dulces.
"Todo va a ser distinto
de lo que fue" prometes.

Avanzas en la niebla junto amí;
Troylo, aún no nacido, salta al lado tuyo,
y yo ye echo de menos, entre espartos
que al pisar no lastimas.
De pronto, ya no estoy.
"Adiós", os digo, y me despojo
del sueño que soñaba.

En el amanecer
me despiertas con besos exigentes.
Sé que sigo soñando y que estáis muertos.
"Vuelvo enseguida", os digo.

ANTONIO GALA
Poemas de amor


martes, 13 de noviembre de 2018

SEVILLA

A la hora del ángel
reconozco un perfil desconocido
en patio, en aire, en rejas....
Lo cotidiano es tan inescrutable
como simple el milagro.

Tu belleza no fue
sino un ardid de mi destino,
ya que así designamos
a nuestro anhelo sólo.
Envejecer es irse acostumbrando;
pero jamás el tiempo
profanarás tu rostro.
Lo eterno es este instante.

Cuando se em pequeñezca
mañana el don de hoy
para caber entre mis manos,
la vida y tú seréis la misma cosa,
pues tu recuerdo llevará su nombre.

Hoy murmullo "te amo",
y el tie mpo y sus laureles
lo murmuran contigo.
La luz soy de tu fuego, y en tí ardo.

ANTONIO GALA
Poemas de amor

lunes, 12 de noviembre de 2018

ARCOS DE LA FRONTERA

Alcaravanes llegan
a comer de tu risa.
Yo acaricio la cal
como si fuera un cuerpo....

Nada es sueño en el Sur,
sino realidad
morena y desvelada.
Abajo, el verde río,
los ojos destelleantes;
arriba, estrellas de oro
donde habitan hermanos indecibles;
en mí, glorificado,
cantando de hermosura,
tú, sin necesitar
que mi amor te embellezca.

Goza hoy, no descuides
obedecer tu encargo de alegría
antes de que la noche se desplome.
Y , cuando yo regrese,
erguido entre los cielos, entre los altos cielos,
me estarás aguardando.

ANTONIO GALA
Poemas de amor.

domingo, 11 de noviembre de 2018

PLAYA DE EL PALO

Aún eres mío, porque no te tuve.
Cuánto tardan, sin tí,
las olas en pasar....

Cuando el amor comienza, hay un momento
en que Dios se sorprende
de haber urdido algo tan hermoso.
Entonces, se inaugura
-entre el fulgor y el júbilo-
el mundo nuevamente,
y pedir lo imposible
no es pedir demasiado.

Fue a la vera del mar, a medianoche.
Supe qque estaba Dios,
y que la arena y tú
y el mar y yo y la luna
éramos Dios. Y lo adoré.

ANTONIO GALA
Poemas de amor

sábado, 10 de noviembre de 2018

ALHAMBRA

Contra la llama, sólo la llama.
Contra el agua, la flor del arrayán.
Bajo losartesones constelados
pronunciaste mi nombre.
Repítelo. "Todo está mal." Repítelo.
"Es malo todo." Repite tú mi nombre.

Contra mi llama, sólo tu llama.
Se debate el amor, crepita, rasga, esquiva,
muerde, se encrespa
lo mismo que un cachorro
del que ignoramos si juega o nos devora.

Tu voz me da la fuerza
contra la fuerza. Nómbrame y viviremos.
Necesaria es la muerte;
necesarios, los dioses despreciables.
Pero si tú me nombras.....
Ah, si tú me nombras....

ANTONIO GALA
Poemas de amor

viernes, 9 de noviembre de 2018

FLOR

   El magnífico sauce
de la lluvia, caía.

   ¡Oh la luna redonda
sobre las ramas blancas!

FEDERICO GARCÍA LORCA
Canciones 1921-1924

jueves, 8 de noviembre de 2018

INTERIOR

Ni quiero ser poeta,
n i galante.
¡Sábanas blancas donde te desmayes!

No conoces el sueño
ni el resplandor del día.
Como los calamares,
ciegas desnuda en tinta de perfume.
Carmen.

FEDERICO GARCÍA LORCA
Canciones 1921-1924

miércoles, 7 de noviembre de 2018

FUERA MENOS PENADO

Fuera menos penado, si no fuera
nardo tu tez para mi vista, nardo,
cardo tu piel para mi tacto, cado,
tuero tu voz para mi oído, tuero.

Tuero es tu voz para mi oído, tuera,
y ardo en tu voz y en tu alrededor ardo,
y tardo a arder lo que ofrecerte tardo
micra, mi voz para la tuya, miera.

Zarza es tu mano si la tiento, zarza,
ola tu cuerpo si lo alcanzo, ola
cerca una vez, pero un millar no cerca.

Garza es mi pena, esbelta y negra garza,
sola, como un suspiro y un ay, sola,
terca en su error y en su desgracia terca.

MIGUEL HERNÁNDEZ
Poesía

martes, 6 de noviembre de 2018

DESPUÉS DE HABER CAVADO

Después de haber cavado este barbecho,
me tomaré un descanso por la grama
y beberé del agua que en la rama
aumenta su frescura en mi provecho.

Me huele todo el cuerpo a recienhecho
por el jugoso fuego que lo inflama:
cunde la creación y se derrama
en mi mucha fatiga como un lecho.

Se tomará un descanso el hortelano
y aliviará sus penas, combatido
por el viento y el sol de un tiempo manso.

Y otra vez, inclinado cuerpo y mano,
seguirá ante la tierra perseguido
por la sombra del último descanso.

MIGUEL HERNÁNDEZ
Poesía

lunes, 5 de noviembre de 2018

UNA QUERENCIA

Una querencia tengo por tu acento,
una apetencia por tu compañía
y una dolencia de melancolía
por la ausenc ia del aire de tu viento.

Paciencia nec esita mi tormento,
urgencia de tu amor y galanía,
clemencia de tu voz la tuya mía
y asistencia el estado en que lo cuento.

¡Ay querencia, dolencia y apetencia!
me falta el aire tuyo, mi sustento,
y no sé repirar y me desmayo.

Que venga, Dios, que venga de su ausencia
a serenar la sien del pensamiento
que me mata con un eterno rayo.

MIGUEL HERNÁNDEZ
Poesía

domingo, 4 de noviembre de 2018

SABE TODO MI HUERTO

Sabe todo mi huerto a desposado,
que está el azahar haciendo de las suyas
y va el amor de píos y de puyas
de un lado de la rama al otro lado.

Jugar al ruy-señor enamorado
quisiera con mis ansias y las tuyas,
cuando de sestear, amor, concluyas
al pie del limonero limonado.

Dando besos al aire y a la nada,
voy por el andador donde la espuma,
se estrella del limon intermitente.

¡Qué alegría ser pan, amor, amada,
y alto bajo el ejemplo de la pluma,
y qué pena no serlo eternamente!

MIGUEL HERNÁNDEZ
Poesía

sábado, 3 de noviembre de 2018

COPLA

La plaza tiene una torre,
la torre tiene un balcón,
el balcón tien e una dama,
la dama una blanca flor.
Ha pasado un caballero
-¡quién sabe por qué pasó¡-,
y se ha llevado la plaza,
con su torre y su balcón,
con su balcón y su dama,
su dama y su blanca flor.

ANTONIO MACHADO
Proverbios y Cantares

viernes, 2 de noviembre de 2018

EL CIPRÉS DEL CEMENTERIO

Yo no soy triste,
es que estoy en un sitio
que nadie viene con sonrisas.
Yo no soy triste,
es que todo el que viene aquí
parece como si le faltara algo.
Yo no soy triste,
y si no que se lo digan los pájaros,
a ver
¿ qué tienen otros árboles que no tenga yo ?
Yo no soy triste,
lo que pasa es que todos me miran con tristeza.

GLORIA FUERTES
POETA DE GUARDIA

jueves, 1 de noviembre de 2018

A UN ROCCOON MUERTO SOBRE EL CEMENTO (ENTRE CHICAGO Y MADISON, U.S.A.)

¿A dónde ibas tú
pelota de pelo
pedazo de oro
raccoon de los bosques?

¿A dónde ibas tú?
¿Por qué a la ciudad?
¿Sin ponerte los zapatos
sin quitarte el antifaz?

¿Ibas a hacer auto-stop?
¿Te querías suicidar?

¿No sabías que había hombres,
que eres norteamericano
y que fuera de tus bosques
está el "turnpike" acechando?

Todo por comer maíz...
No te dió tiempo de nada,
nadie te supo decir:
... que fuera del bosque hay hombres
que se comen a los raccoones
con sus coches superfinos.

¡Ay raccoon! ¿Por qué has venido?
....a la ciudad...

GLORIA FUERTES
POETA DE GUARDIA