jueves, 26 de mayo de 2016

CUÁNTAS FRONTERAS NOS CABEN EN LA BOCA

Dejemos de sudar al antojo de los brazos de otros.
Por el honor y la libertad que nos presuponen,
quiénes son ellos para cuestionar nada.....
Aquellos que no se olvidan de prejuicios ni máscaras
y que responden a las palabras con cañonazos,
mutilando sueños y realidades.
La inocencia esta mañana amaneció besando la arena
con un abrigo empapado de miedo
y hubo quien miró hacia otro lado.
Otro lado.
Qué impotencia.
Qué horror y que locura.
Si los tuviera delante,
a uno por uno les giraría la cabeza.
Cuánta conciencia a quemarropa.
Cuántas fronteras nos caben en la boca.
Basta ya de disfraces,
dejemos de dejarnos
y hagamos eco en las vidas de todos aquellos
que, buscando una solución inmediata, caminan a un metro del error,
sabiendo que en cualquier momento todo puede perderse para siempre.

VANESA MARTÍN
Mujer Océano.


No hay comentarios: