miércoles, 16 de agosto de 2017

ENSEÑANZAS

Aprendemos por fin de las tinieblas,
de las bestias,
imitemos las formas de las flores,
de los insectos aprendamos vida
y de la hierba danza.
Conozcamos la paz de los salvajes.
Anochece la tarde;
el mendigo "echa el cierre" recoge su pañuelo,
una veinte a la hora a veces saca.
La Luisa anda enredada con el Pepe,
Tere la castañera escupe raro
y su hijo el botones se hace golfo,
por lo demás aquí no pasa nada.
Anochece decía.
Dos ángeles al fin izan la luna
cual si fuera bandera de un partido.

GLORIA FUERTES
Antología y poemas del suburbio.

No hay comentarios: