domingo, 3 de septiembre de 2017

A TOCATEJA

Jamás te quise porque lo tuvieras en cuenta,
sé que el amor no espera recompensa.
Yo te ofrecí mi paz, mis horas
mi vino y mi despensa.

Como no lo esperaba fue sorpresa.
De una vez, en un día, en un momento
en un insulto
me lo pagaste así a tocateja.

GLORIA FUERTES
Es difícil ser feliz una tarde

No hay comentarios: