lunes, 15 de octubre de 2018

EXTRAÑO ACCIDENTE

En aquella primavera se le aflojaron los tornillos;
en unas curvas peligrosas
se le rompió la dirección.
Los testigos afirmaron que se lanzó al bello precipicio
-como a sabiendas-.
Murió de corazón roto
a tantos de tantos, como tantos,
aunque continúa yendo a la oficina.

GLORIA FUERTES
POETA DE GUARDIA

No hay comentarios: