sábado, 1 de agosto de 2020

CANCIÓN 7

Basta un balcón sobre el río
y unos caballos paciendo
para viajar noche y día
sin moverse.

Los caballos están fijos
y el río está quieto siempre.
Sólo a veces
para un barco que lo inquieta,
y el aire, para moverse
un poco y trabajar algo,
cambia un caballo de sitio,
y allí lo deja.

Y el hombre del balcón vuelve,
mientras, de un largo viaje,
sin moverse.

RAFAEL ALBERTI
Baladas y canciones del Paraná

No hay comentarios: