domingo, 23 de julio de 2017

OBSERVACIÓN

Hay días que el güisqui
se me sube al corazón
y me pone alegre.
Otras veces,
se me baja a las piernas
y me pone vieja.

GLORIA FUERTES
Es difícil ser feliz una tarde.

No hay comentarios: