lunes, 30 de septiembre de 2019

SOLO

Ya no lloran mis ojos,
ya no hay lágrimas.

Ya no ríen mis labios,
ya no hay risas.

Ya no siente mi vida,
ya no siente.

Ya no sueña mi alma,
sólo duerme.

MARIONA NAVAL BERNARDÓ

No hay comentarios: