miércoles, 25 de septiembre de 2019

VIEJO AMIGO

Y dejas, viejo roble,
que el viento te acaricie,
meciendo tus hojas bondadoso,
al son del himno alegre.

Y dejas, viejo amigo,
que te cuente,
adormilada entre tus sombras,
sollozante.

Y dejas, viejo roble,
que te mime,
que te acompañe,
en tu existir solo,
en tu despertar mohíno.

Y dejas, viejo amigo,
que de tí me adueñe.

MARIOLA NAVAL BERNARDÓ

No hay comentarios: