jueves, 24 de julio de 2014

A ESPAÑA EN SU JORNADA POR LA AMNISTÍA

Como un mar imponente, en oleadas
suben hasta mi herida fosa oscura
el clamor de la gente, esa hermosura
de luminosas lenguas desatadas.

Mi voz qjuiere ir contigo, España. Es dura
esta madurez impuesta por espadas.
Duras son las palabras sepultadas
bajo el silencio alcanzado en dictadura.

Mira mis manos: crujen contra el muro,
en busca de una luz, una ventana,
llagas de sombra y de dolor oscuro.

Y oye a mi corazón -rota campana-
sonar contra las piedras, ya maduro
de esperar en la pena tu mañana.

MARCOS ANA
Poemas de la Prisión y la Vida

No hay comentarios: