viernes, 18 de julio de 2014

BESOS EN LA FRENTE

La gafitas de las pecas
con complejo de muñeca
desconchada,
frota su cuerpo desnudo
contra el lino blanco y mudo
de la almohada.

Invisible entre la gente,
condenada a ser decente
según fama
que del cuello le colgaron
los que nunca la invitaron
a su cama.

Cuando agoniza la fiesta
todas encuentran pareja
menos Lola,
que se va, sin ser besada,
a dormirse como cada
noche sola

y una lágrima salada
con sabor a mermelada
de ternura
moja el suelo de su alcoba,
donde un espejo le roba
la hermosura.

Nadie sabe como le queman en la boca
tantos besos que no ha dado,
tiene el corazón tan de par en par y tan oxidado.
Ojos lujuriosos de hombre que en el último metro
buscan y desean,
nunca miran dentro del escote de las feas.

Besos en la frente,
besos en la frente le dan,
besos en la frente,
nadie trata de ir más allá....
yo quise probar.

Yo, que en cosas del amor
nunca me he guiado por
las apariencias,
en su cintura encontré
una mariposa de
concupiscencia.

Las más explosivas damas
me dejaban en la cama
congelado,
" ten cuidado al desnudarme,
no vayas a estropearme
mi peinado ".

Lola si que lo ha comprendido, por caminos
escondidos ha buscado
el agua que mana del oscuro manantial del pecado.

Y aunque me ha dejado marcado con un mapa
de arañazos en la espalda
nunca hallé tanto calor como bajo su falda
y le he pedido "vente conmigo" aunque la peña
diga, "tío, qué mal te lo montas",
harto como estaba de tanga guapa, insípida y tonta.

Paso de la falsa belleza igual que el sabio
que no cambia París por su aldea
y me abrazo a la verdad desnudade mi fea.

Besos en la frente,
besos en la frente le dan,
besos en la frente,
nadie trata de ir más allá....
yo quise probar.


JOAQUÍN SABINA
El hombre del traje gris 1988


No hay comentarios: