martes, 17 de marzo de 2015

YO YA CREO QUE EL MUNDO....

Yo ya creo que el mundo
tiene perdida el alma.
¿ No escucha este cuchillo
que indiferente mina nuestra espalda
y nos hunde su filo hasta la muerte?
Mi corazón se obceca, resiste gtodavía:
más celga de su puerta tu ruiseñor callado
y vierte un llanto rojo donde tu luz se enfría.

¿Por qué no para el mundo este reloj sangriento?
¿No oye sus campanadas donde los hombres gritan?

Mi voz no puede alzarse,
le falta tu estatura.
No hay poeta que cante nuestra muerte infinita.

Hay hachazos tan duros que cortan la palabra.
En esta tierra nuestra ya todo se asesina.
Por el fuego sangrante de tu herida implacable
mi voz quema sus brazos trepando hasgta sus cias.
Mas no llega mi acento.

No hay lengua traspasada por el dolor
que pueda recompensar tu vida.
No hay voz para tu muerte.
( quizás tu  madre acaso, llorando sea el
poema, que pide esta elegía.)

Más tu rostro insumiso seguirá con nosotros.
Clamará en las campanas del corazón, y un día
será tea en las cumbres del pensamiento indómito,
muchacho azul, eterno laurel de la sonrisa.

No apagaran tu nombre, Arderá en mi palabra,
escarbaré en el llanto y asido tus raíces
tre subirá en sus hombros mi voz al Nuevo Día.

MARCOS ANA
Poemas de la prisión y la vida.



No hay comentarios: