viernes, 13 de noviembre de 2015

EL MIMO

En el centro
estaba el Payaso-Arlequín
tenía una esquela en su levitín,
tenía una esquirla como un berbiquí,
tenía una lágrima en su calcetín,
estaba hecho polvo
y no se podía reir,
y no se podía quitar la careta
de hombre feliz.

GLORIA FUERTES
Obras incompletas.

No hay comentarios: