domingo, 4 de febrero de 2018

ANTES DE QUE ELIGIERAS LA HUIDA

Antes de que eligieras la huida
te veía de mueble,
no eras ni siquiera una silla
y yo estaba cansada
y no eras ni siquiera una silla,
por eso no me moví cuando diste el portazo.

GLORIA FUERTES
Mujer de verso en pecho.

No hay comentarios: