jueves, 30 de agosto de 2018

AQUÍ ESTOY EXPUESTA COMO TODOS

Aquí estoy expuesta como todos,
con una mano ya en el otro mundo,
con una suave cuerda en la garganta
que me dá música y me quita sangre.
Esto de escribir esto es horroroso,
-un día moriré de amar a alguién-
lo llaman ser poeta y es ser santo,
nadie nos canoniza pero andamos,
con raras aureolas por las sienes,
por las noches a veces relucimos,
con  invisibles seres conversamos,
apariciones múltiples tenemos
y dormimos sentados en la sala.
Nos desprecian los jefes, se nos ríen
detrás los empleados,
y los perros nos siguen por las calles.
Que yo tengo de santo y de mendigo
esto de amar a un ser sobre las cosas
esto de no tener nunca zapatos
esto de que Dios baje por peinarme.

GLORIA FUERTES
POETA DE GUARDIA

No hay comentarios: