lunes, 21 de enero de 2019

DIFÍCIL ES ECHARLE GRACIA A LA DESGRACIA

Difícil es echarle gracia a la desgracia
y es necesaria mucha mucha audacia
que el pájaro que vive sin alpiste
de todo lo que pasa se haga un chiste
echándole gracia a la desgracia.

Ser humorista, peor que picar piedra,
hay que nadar al biés contra corriente
se choca con la mueca de la gente
(que mientras todo sube
es muy difícil que la sonrisa baje).
Y no hay bufón ni paje
que se atreva
a subir la escalera sin peldaños.
Humorista es caerse
y no mostrar el daño,
hacer una pirueta de poeta,
tener frío
quitarse la chaqueta
y dársela al helado.
Ser humorista es como ser cristiano.

El humorista
está en la lista negra
(he oído decir que les persiguen)

GLORIA FUERTES
Mujer de verso en pecho.

No hay comentarios: