miércoles, 23 de enero de 2019

ME SUCEDIÓ EN EL MEDITERRÁNEO

Sin restos de "El Recuerdo"
(así se llamó el yate)
náufrago del olvido,
deshecha la barcaza,
-un remo de futuro
tabla de salvación.

Estoy nadando a pelo
sola como la luna
naúfrago del olvido,
nadar para nadar.

Siento que de la playa
salieron socorristas
que avanzan a mi encuentro
en canoas de luz.
¡Ójala que me vean!
¡Ójala que me encuentren!

El peligro es caricia
si sientes que alguien viene
a salvarte en el mar.

Y volver a la arena de unos brazos,
y volver, de otro modo, a naufragar.

GLORIA FUERTES
Mujer de verso en pecho.

No hay comentarios: