jueves, 31 de enero de 2019

TOROS DE GUISANDO

No hubo torero nunca que pudiera
torearos desnudo por la noche,
porque dais aún más miedo que los vivos
y vuestras arrancadas son mortales.

Hechos solos en piedra por la lluvia,
no hubo matador, no hay quien os mate,
y cargados de siglos y silencio
tejéis lo misterioso con las patas.

Toros de piedra ciegos, poderosos
embistiendo a la nada con bravura,
sin cuerpos ya y cada vez más toros
desafiáis las normas naturales,
igual que el hombre es hombre sin tristeza.

GLORIA FUERTES
Mujer de verso en pecho.

No hay comentarios: