lunes, 9 de diciembre de 2013

AUTOBIOGRAFÍA

Mi pecado es terrible;
quise llenar de estrellas
el corazón del hombre.
Por eso aquí entre rejas,
en dicinueve inviernos
perdí mis primaveras.
Preso desde mi infancia
y a muerte mi condena,
mis ojos van secando
su luz contra las piedras.
Más no hay sombra de arcángel
vengador en mis venas:
España es sólo un grito
de mi dolor que sueña.....

MARCOS ANA
Poemas de la prisión y la vida.

No hay comentarios: