miércoles, 6 de julio de 2016

AQUEL VERANO

Aquel verano me quedé con vistas a la montaña
sabiendo que nadie me preguntaría.
A besos limpios de tierra y polvo que denotaba ausencia.
Nunca llegué a entender
cómo la pasión se va sin avisar.
Supe que me deseaba,
lo supe en sus labios,
mientras se cerraba la camisa,
lo vi en sus ojos en cada embestida.
Como por descuido llegaron halos de costumbre,
la misma que se precipitaba despertando su cuerpo para la guerra.
No voy a negar que le quise,
lo bhice sin esperar nada,
y cuando el silencio se cebó de rutina,
me preparé para olvidarle.
Ahora le quiero al otro lado,
sin demandas, ni itinerario.
El problema no es aceptar que le quise.
El dilema es recolocar lo que he olvidado.

VANESA MARTÍN
Mujer Océano.

No hay comentarios: