viernes, 19 de enero de 2018

SUEÑO TRECE

Pasé al beaterio.
El beaterio era un cuartucho oscuro
infestado de beatas,
frío, oscuro.
Al entrar tropecé y dije ¡coño!
Una ráfaga de avemarías me ensordeció.
-¡Pecado,pecado, esa mujer trae el coño en la boca!

GLORIA FUERTES
Mujer de verso en pecho.

No hay comentarios: