lunes, 6 de mayo de 2019

RAMÓN PÉREZ DE AYALA

Lo recuerdo.... Un pintor me lo retrata,
no en el lino, en el tiempo. Rostro enjuto,
sobre el rojo manchón de la corbata,
bajo el amplio sombrero; resoluto.
el ademán y el gesto petulante
-un sí es no es- de mayorazgo en corte;
de bachelor en Oxford, o estudiante
en Salamanca, señoril el porte.

Gran poeta, el pacífico sendero
cantó que lleva a la asturiana aldea;
el mar polisonoro y sol de Homero
le dieron ancho ritmo, y clara idea,
su innúmero camino, el mar ibero,
su propio navegar, propia Odiesea.

ANTONIO MACHADO.

No hay comentarios: