lunes, 27 de mayo de 2019

VERSOS QUE ESCRIBÍ DORMIDA

Bebo porque la gente no me gusta,
porque a la gente la quiero demasiado;
las cosas cambian y el espíritu se enferma,
sé lo que dan de sí los hombres;
sé que hay pocos que prestarían sangre,
sé que hay muchos que me encarcelarían.
Bebo para olvidar que estoy bebiendo.
Porque la noche es larga y tiene seres,
la vida es corta en cambio y tiene prisa,
la alcoba es grande y el sereno bizco
y un chiche flaco trepa por el techo.

Bebo para acordarme de estas cosas.
Bebo para olvidarme que estoy muerto.

GLORIA FUERTES
Poeta de Guardia.

No hay comentarios: