lunes, 3 de diciembre de 2012

¿ QUÉ FUE LA CORONA DE ARAGÓN ? (3)

I. LOS ORÍGENES DE LA CORONA DE ARAGÓN (1136-1162)

   LA UNIÓN DINÁSTICA DEL REINO DE ARAGÓN Y EL CONDADO DE BARCELONA

   Hubo que esperar más de un año, pero, al fin, en abril de 1152, la reina Petronila, que no había cumplido aún los 16 años, dio a luz a un niño. Poco antes de parir, y para prever que pudiera fallecer durante el parto, Petronila hizo testamento. En el documento, fechado el 4 de abril de 1152 y conservado en el Archivo de la Corona de Aragón (sección de Cancillería, pergaminos de Ramón Berenguer IV, núm.250), la reina de Aragón concede a su hijo, del cual dice que todavía está en su útero, y por tanto ni había nacido ni se conocía su sexo, "todo el reino de Aragón", con todas sus posesiones", con la condición de que lo poseyera su marido Ramón Berenguer de por vida. Tras la muerte del conde de Barcelona, el reino de Aragón quedará para su hijo. En el testamento se tiene en cuenta la posibilidad de que el futuro vástago real fuera niña; en ese caso, la reina precisa que su esposo la dote y después disponga del reino de Aragón como le parezca. El nacido fue un niño al que se le puso el nombre de Pedro, pero murió poco después, antes de 1158.

   En el mes de mayo de 1154 murió en Huesca Ramiro II, que había pasado su madurez recluído entre los monasterios de San Pedro el Viejo y San Urbez de Serrablo; hasta el mismo momento de su muerte, el Monje mantuvo su título der rey de Aragón, del que nunca quiso abdicar.

   Ramón Berenguer IV y Petronila tuvieron más hijos; en marzo de 1157 nació en Huesca Alfonso Ramón Berenguer, el futuro Alfonso II, en 1158 lo hizo otro Pedro, después Sancho y por fin una niña llamada Duce, futura esposa del rey Alfonso I de Portugal. La continuidad del linaje de los reyes de Aragón y condes de Barcelona parecía asegurado.

   A mediados de 1162 Ramón Berenguer IV se encontraba en el norte de Italia en un viaje para resolver asuntos diplomáticos. El 4 de agosto, estando cerca de la ciudad de Turín, se sintió muy enfermo y decidió dictar testamento en presencia de algunos de sus consejeros. En su última voluntad dejaba toda su honor de Aragón y de Barcelona y cualquier otra cosa que pueda poseer citados por este orden, a su hijo mayor, al que llama Ramón. Excluyó de esta donación el condado de Cerdeña, que donó a su hijo Pedro, y el señorío sobre Carcasona. Estableció además el orden de sucesión, primero Ramón (Alfonso II) luego Pedro y por fin Sancho, y ordenó a su hijo Pedro que prestara fidelidad y homenaje a su hermano mayor. La hija pequeña, Duce, ni siquiera es citada en el testamento, que se conserva en un traslado en el Archivo de la Corona de Aragón ( sección de Cancillería, pergaminos de Ramón Berenguer IV, núm.42).

   Tres días después, el 7 de agosto, moría Ramón Berenguer IV, el único soberano que se intituló conde de Barcelona y príncipe de Aragón, tenía 49 años.

   Alfonso II se intituló rey de Aragón y conde de Barcelona. Sólo tenía 5 años y medio cuando fue proclamado rey, y áun tuvo que esperar casi dos años para que su madre renunciara a sus derechos al trono y se los otorgara a su hijo. Ocurrió el 18 de junio de 1164; Petronila, que se denomina reina de los aragoneses y condesa de los barceloneses, concedió a su hijo Alfonso, "rey aragonés y conde barcelonés", el reino de Aragón íngtegramente. En su último testamento de 14 de octubre de 1173 la reina ratificó esta donación.

   Acababa así la larga etapa comenzada en el verano de 1137, cuando un rey a su pesar y un joven conde sellaron un acuerdo que dió origen a una formación polítia que duraría 577 años y que se convertiría en una de las más firmes instituciones políticas de la historia de Europa: la Corona de Aragón.

*****************










No hay comentarios: