viernes, 17 de mayo de 2013

Soneto a Rafael Alberti





   Tú paseas por Roma el desencanto
de una vida armoniosa que querría
despertar por el gozo a la alegría
de otro sueño andaluz de cal y canto.

   Y tanto quisiera, tanto ¡ay! tanto
que tu Puerto en la luz de su bahía
parece que nos canta todavía
con tu voz la que el mar ha vuelto llanto.

Estamos, Rafael, buscando en vano,
tú ahí, yo aquí, los pasos peregrinos
de una patria perdida, tan perdida,

que sin ceder seguimos mano a mano
por cielos y por mares sin caminos
perdiendo con mi sueño nuestra vida.

Madrid, febrero 1974

JOSÉ BERGAMÍN
1897



No hay comentarios: