domingo, 18 de mayo de 2014

DE VISITA

   - ¡ Macario !
   - ¿ Qué quiés ?
   - Amos a vesitar a la boticaria, que estuvo a vernos por Pascua y aun no le hemos güelto la visita.
   - ¡ Rediez....! y con lo charradora que es la buena mujer. Me va a levantar un dolor de cabeza como pa mí solo.
   - Hala, hala, no hay otro remedio, Pa eso eres alcalde, pa tratate con las presonas prencipales y ser pulítico con todos.
   - Pus amos, y sea lo que Dios quiera.
   - ¡ Vaya, vaya, ustedes por aquí, cuánto me alegro! ¿ La familia buena ?
   - No hay novedad, a Dios gracias. ¿ Y Ustedes ?
   - Yo soy la peor.
   - Pus lleva usted fama de güena.
   - Vamos, no sea usted bromista, se ñor alcalde. Quiero decir que soy la más enferma. Hace un rato que estoy sufriendo conuna cefalalgia.
   - ¡ Rediez ! ¿ Y qué es eso de la cejalancia ?
   - Un dolor nervioso a la cabeza que no me deja vivir.
   El alcalde casi se alegra de la cefalalgia, porque cree que con eso se librará de la charla de la boticaria; pero sale chasqueado, porque durante una hora no suelta la palabra, hasta que los visitantes se levantan para marchar.
   - ¡Ay, cuánto les agradezco la visita! -dice la boticaria-.Con su agradable conversación me han hecho ustedes perder el dolor de cabeza.
   A lo cual replicó el alcalde:
   - Pus no se ha perdido del todo , porque ¡ ya sé yo quién se lo ha encontrao !




No hay comentarios: