lunes, 19 de mayo de 2014

QUE DULZURA

Que dulzura, esas noches, que dulzura
de mieles tan rotundas y cabales.
Que horizonte a mi pecho: tus panales
hiriéndome con suave dentadura.

Por mis venas,amor, tu mordedura,
en un retorno ardiente de rosales,
y tus manos amantes por mis males
aún húmedas de llanto y de ternura.

Me despierto contigo, y aún me siento
la sombra de tus labios por mi boca
y un susurro glorioso por mi oído.

Te llevo conmigo, como el viento
se lleva los sabores de las rosas:
desgarrado al pasar, y concebido.

MARCOS ANA
Poemas de la prisión y la vida.

No hay comentarios: