jueves, 2 de junio de 2016

ERES CARICIA, ERES DISPARO

Cuando eres caricia,
cuando eres caricia cualquier detalle encuentra su lugar;
un tono adecuado,
la luz perfecta,
la mejor de las temperaturas.
Cuando eres disparo,
cuando eres disparo no hay cuidado,
desordenas palabras colocándote en el contrario,
la velocidad se ralentiza y
aborta la intención.
No hay sonido de pájaros en la copa,
ni luces, ni tonos, ni calor que retenga.
Quizá, honestamente, no seas consciente,
que cuando eres caricia mil veces quiero verte,
y cuando eres disparo, mil confesiones a la basura.

VANESA MARTÍN
Mujer Océano.

No hay comentarios: