jueves, 6 de diciembre de 2018

HOTEL DE LA HABANA

Me has subido a tu cielo. Recogiste
corbatas, pantalones, calcetines
-ese atuendo mortal
con el que el hombre disfraza su ternura-
y ascendiste hacia el sol, hacia la última
terraza de la mañana de oro y seda.
Cabrillea la mar, nos guiñan
la mar y el aire asidos de la mano.
Corre el agua en algún rincón secreto.
La belleza que el hombre corrompió,
severa y desconchada se ofrece a nuestros ojos.
Revestir de belleza la belleza
no es ya posible: sólo desnudarla
también del desconchón y la severidad
hasta que quede a solas, tiritando,
esperando sin saber qué ni cómo
en mitad de la noche ilusionada
lo m ismo que mi alma.
Mi alma, que oye correr el agua a chorros
en un rincón secreto
en donde tú, ángel desnudo, te lavas y dispones
sin saber para qué tampoco ni9 hacia dónde.

ANTONIO GALA
Poemas de amor.

No hay comentarios: