sábado, 17 de noviembre de 2012

REAL ZARAGOZA: La Historia de un león que siempre ruge (25)

LA COPA LA JUEGA EL REAL ZARAGOZA Y OTRO

NI IRÍBAR PUDO CON LOS "MAGNÍFICOS"

   La primavera estaba radiante y Madrid recibió al viejo conocido: El Real Zaragoza. En esta ocasión tenía enfrente nada menos que al Athletic de Bilbao, que en los menesteres coperos es equipo ducho.

   Birigay, que había dirigido al Real Zaragoza en la final dos años antes, cuando los maños lograron su primer título, volvía a arbitrar. Y a sus órdenes los equipos formaron:

REAL ZARAGOZA: Yarza; Irusquieta, Santamaría, Reija; Violeta, País; Canario, Santos, Marcelino, Villa y Carlos Lapetra.

ATHLETIC: Iríbar; Zugazaga, Zorriqueta, Senarriaga; Larrauri, Uriarte; Arieta, Aguirre, Argote, Rojo y Lavín.

   Los primeros minutos fueron intensos y el dominio correspondió algo más al Athletic. Carlos Lapetra retrasó su posición y el juego, como imantado, fue a parar a las botas del Real Zaragoza. Villa, de un espléndido remate, abrió la cuenta y cuando el minutero anunciaba encontrarse en el umbral del descanso, Carlos Lapetra apuntilló. Sobró la segunda mitad. El Athletic lo intentó torpemente y el Real Zaragoza sólo tuvo que relantizar sus acciones y dejar que los minutos y el agotamiento del adversario fueran cayendo inexorablemente. El delirio se apoderó de los maños cuando Birigay pitó el final. Carlos Lapetra recogió el trofeo y con él marcharon los zaragocistas a orillas del Ebro. El recibimiento fue, como no podía ser de otra forma, multitudinario. Zaragoza entera estaba en la calle. Se estaba festejando a un equipo, el más "Magnífico" de todos, que por cuarta vez consecutiva se había plantado en la final de Copa y, por segunda ocasión, se la había llevado en el bolsillo. Y era un Real Zaragoza... grande.... muy grande. Y todos lo celebraron.

continuará....

No hay comentarios: