miércoles, 16 de octubre de 2019

A UNA VIEJA

                                          SONETO

    En cuévanos, sin cejas y pestañas,
ojos de vendimiar tenéis, agüela;
cuero de Frenegal, muslos de suela;
piernas y coño son toros y cañas.

    Las nalgas son dos porras de espadañas;
afeitáis la caraza de chinela
con diaquilón y humo de la vela,
y luego dáis la teta a las arañas.

   No es tiempo de guardar a niños, tía;
guardad los mandamientos, noramala,
no os dé san Jorge una lazada un día.

    Tumba os está mejor que estrado y sala;
cecina sois en hábito de arpía,
y toda gala en vos es martingala.

FRANCISCO DE QUEVEDO.

No hay comentarios: