sábado, 26 de octubre de 2019

AMOR NO ADMITE COMPAÑÍA DE COMPETIDOR, ANSÍ COMO EL REINAR

AMOR NO ADMITE COMPAÑÍA DE COMPETIDOR, ANSÍ COMO EL REINAR.

                            SONETO

    No admiten, no, Floralba, compañía
Amor y Majestad; siempre triunfante
solo ha de ser el rey, solo el amante;
humos tiene el favor de monarquía.

    El padre ardiente de la luz del día
no permite que muestre su semblante
estrella presumida y centelleante
en cuanto reina en la región vacía.

    Amor es rey tan grande, que aprisiona
en vasallaje el cielo, el mar, la tierra,
y única y sola majestad blasona.

    Todo su imperio un corazón la cierra:
la soledad es paz de su corona;
la compañía, sedición y guerra.

FRANCISCO DE QUEVEDO


No hay comentarios: