sábado, 12 de octubre de 2019

ENCARECE LOS AÑOS DE UNA VIEJA NIÑA

                                            SONETO

    "Antes que el repelón", eso fue antaño:
ras con ras de Caín; o, por lo menos,
la quijada que cuentan los morenos
y ella, fueron quijadas en un año.

    Sécula seculorum es tamaño
muy niño, y el Diluvio con sus truenos;
ella y la sierpe son ni más ni menos;
y que el rey que dicen que rabió, es hogaño.

    No había a la estaca preferido el clavo,
ni las dueñas usando cenojiles,
es más vieja que "Présteme un ochavo".

    Seis mil años les lleva a los candiles;
y si cuentan su edad de cabo a cabo,
puede el guarismo andarse a buscar miles.

FRANCISCO DE QUEVEDO

No hay comentarios: