martes, 25 de marzo de 2014

Balada para la paz de los que duermen

   AQUÍ mueren y esperan los dormidos.
Se esconden en la noche, y obedecen
gritos de oscuridad. Callan vencidos
ante la paz. Sus manos desvanecen
el recuerdo de tiempos afligidos,
y ocultan el silencio que padecen.
Han cerrado los ojos, se han negado
a vivir la verdad que les dolía.
Olvidaron que el tiempoi está contado,
y que hay que estar en vela noche y día.

   Y se encuentran ansiosos y llevados
hacia la soledad de horas pasadas
en tentar a la vida. Desterrados,
calman su sed en sombras derramadas,
y están sus labios secos y apretados
por un sueño de noches azotadas.
Hallaron falsa paz, y se durmieron.
Tienen la frente rota, triste, fría.
Olvidaron los nombres que aprendieron,
y que hay que estar en vela noche y día.

   Su vida quedará desamparada,
se abrigan en el viento ensombrecido,
pasan bajo la noche soterrada
en un campo de fuego oscurecido.
Sus pies queman la tierra roturada
para el tiempo que nunca se ha cumplido.
¡ Y es hora de privarles de estar muertos,y de impedir la inútil lejanía,
de anunciarles la paz de los despiertos
y de estar en vela noche y día !

   Se concede la paz a los que velan
y mantienen los párpados llagados
en la meditación, a los que anhelan
la esperanza en los ojos levantados.
¡Estas oscuridades que os flagelan,
las romperé con gritos acuciados
por un clamor de luz ! ¡ Vivid inquietos
la inminencia del sol que nos daría
la libertad de todos los secretos
y de estar en vela noche y día !

   Nadie debe dormir ni estar cansado,
ni dejar de decir lo que sabría
si viviera despierto y liberado
por estar en vela noche y día.

ENRIQUE BADOSA
Poesía 1956-1971
Baladas para la paz 1963

No hay comentarios: