lunes, 8 de octubre de 2012

CANTO A ARAGÓN

¡ ARAGÓN !.... Bendita tierra.
Sol que en España fulguras.
Flor nacida junto al Ebro. Arca que encierra
las ilusiones más puras de mi vida.

Te amo con amor tan santo que hoy,
al ver tus esplendores ya marchitos,
no te extrañe que mi canto
sea un canto de dolores infinitos.

¿Qué maldición te han echado?
¿Cómo en las sombras caíste del olvido?
¿ Por qué todo lo alcanzado
lo despreciaste y lo diste por perdido?

¿ Dónde está aquélla constancia
que cayó en tí cual divina bendición?

¿ Dónde el genio y la arrogancia
del tío Jorge y de Agustina de Aragón?

¿ Qué se han hecho tus conquistas?
Tus acciones generosas, ¿ qué se hicieron?.

¿ Qué fué de aquellos artistas
que de galas primorosas te cubrieron?

Tú, que altiva levantaste la cabeza de laureles coronada,
de tus glorias te cansaste y hoy tus campos y verges no son nada.

En la tierra, sepultados como inútiles deseos y esperanzas,
se enmohecen tus arados, tus pinceles, tus trofeos y tus lanzas.

El amor a la Justicia y al Derecho, tus dos prendas más hermosas,
por torpeza o por malicia no son ya más que leyendas engañosas.

Y los vivos resplandores de una Fe que nos ligaba fuertemente,
hoy son pálidos fulgores de una hoguera que se acaba lentamente.


¡Y enmudeces!..... ¡Y no lloras al mirar tus ideales destruídos
por las manos pecadoras de unos cuantos desleales y aturdidos!...

¡ Y permites, ciego y loco, que el honor y el heroísmo de años antes
se transformen poco a poco en soberbia y matonismo repugnantes!...

¡ ARAGÓN !..... Yo estoy seguro de que, en tu alma aletargada,
todavía queda un hueco sano y puro donde tiene su morada la hidalguía...

Hora es ya de que despiertes, aunque torpes voluntades te lo impidan,
y que busques hombres fuertes que a decirte las verdades se decidan.

Y de nuevo serás dueño de tesoros escondidos y enviadiados.....
¡ No es la muerte, sino el sueño quien mantiene tus sentidos atrofiados!..

Despierte el alma dormida y a tus glorias, esfumadas entre brumas,
volverán a darles vida tus pinceles, tus azadas y tus plumas.

Sursum corda...... Da un ejemplo varonil cuando proclames tus deberes
arrojando de tu templo como Cristo a los infames mercaderes.

Si algo pides y lo alcanzas no desciendas servilmente de tu altura;
ni prodigues alabanzas cuando juzgues conveniente la censura.

Aunque llegues a las cumbres de la fama, nunca en ellas te abandones.
Guarda intactas tus costumbres, sé un esclavo de tus bellas tradiciones.

Y la envidia, inmoble planta que han sembrado en tu camino los farsantes,
sea aquella envidia santa que ensalzó el genio divino de Cervantes.

¡ARAGÓN!..... Yo estoy seguro de que, en tu alma aletargada,
todavía queda un hueco sano y puro donde tiene su morada la hidalguía.

Y te admiro y te amo tanto que hoy, al ver tus esplendores ya marchitos,
es forzoso que mi canto sea un canto de dolores infinitos.

ALBERTO CASAÑAL SHAKERRY
De Utebo a Zaragoza y, Fruta de Aragón








No hay comentarios: