sábado, 20 de octubre de 2012

PALACIO DE LA ALJAFERÍA (ZARAGOZA)


El edificio fue levantado en el reinado de ABU YAFAR inb Hud ALMUQTADIR como segunda residencia de los reyes de la taifa de ZARAGOZA que tenían fijada su sede oficial en el desaparecido palacio de la ZUDA. YAFAR daría el nombre con el que conocemos actualmente este soberbio monumento. El recinto estaba protegido por diecisiete torreones redondos a excepción de la torre del homenaje que era cuadrada y con un patio central. De su antiguo esplendor palaciego,la mejor pieza conservada es el oratorio, pequeña sala de ocho lados profusamente decorada. Las sucesivas transformaciones dejaron su impronta en el edificio con estancias decoradas en estilos que abarcan desde la época taifal y almohade hasta el mudéjar y el gótico. Al conquistar ZARAGOZA Alfonso I el Batallador, donó la Aljafería al Monasterio de Craremes de Carcasona, con el encargo que se edificara una iglesia consagrada a la Virgen y a San Martin. Se desconoce cuando vuelve a ser sede real, pero Pedro III y Pedro IV en los siglos XIII y XIV realizaron modificaciones que le hicieron alcanzar su época de máximo esplendor cortesano, continuado por los Reyes Católicos, quienes impulsaron la segunda gran reforma añadiendo un segundo piso y dotando al palacio del suntuoso "Salón del Trono".

Al convertirse en cárcel de la Inquisición en el siglo XVI, se le dotó de un complejo sistema de fortificaciones y fosos. Poco quedó de todo ello tras varias desafortunadas innovaciones y su reconversión en cuartel, hecha a mediados del siglo XIX. En parte está siendo recuperado con un exhaustivo trabajo de restauración que comenzó en 1945 . En la actualidad es la digna sede de las Cortes de Aragón.

No hay comentarios: