martes, 4 de septiembre de 2012

ARCOS DE LA FRONTERA (CÁDIZ)


















Puerta de entrada a los pueblos blancos, y al decir de muchos uno de los más hermosos de España, se encuentra Arcos de la Frontera, a 60 km de Cádiz y a 100 km de Algeciras, sobre una elevación de 260 m de altura sobre elnivel del mar.

No es solo su tajo impresionante, a cuyos pies discurre el río Guadalete, ni sus monumentos, de tan excepcional belleza y calidad, es todo su entorno de feraces huertas de almendros y naranjos, vides y olivares, que producen aceites y vinos de mesa expléndidos, sus fincas de ganaderías de reses bravas y formidables caballerías, y la riquísima historia del solar, entrada de la sierra, frontera de los Cádiz, los que dan a la ciudad de Arcos su explendor y su importancia.

La huella humana de Arcos arranca en la Edad del Bronce, como prueban los hallazgos de hachas de piedra y vasijas. En sus inmediaciones habitaron romanos, visigodos y árabes, hasta la conquista del territorio por Fernando III y Alfonso X.

El caserío asciende blanco y por calles estrechas hacia las torres de sus dos iglesias principales, Santa María y San Pedro. Resulta recomendable detenerse de vez en cuando para observar la sencilla elegancia de sus fachadas y portales, las perspectivas sorprendentes y caprichosas que aparecen en las esquinas, todo enmarcado por un cielo azul.... porque en Arcos se vive el milagro de una ciudad increíblemente conservada y bellísima.

Santa María, que es el nombre familiar con que los arcenses llaman a la Iglesia de Santa María de la Asunción, declarada monumento nacional, es una construcción del siglo XV, reformada durante el siglo siguiente. La portada principal es gótica de transición al plateresco. La alta torre de 37 m, que preside la abierta plaza gras de la cual esta el tajo y, a sus pies, el río, es el punto elevado de la ciudad, desde cuyos balcones puede contemplarse Arcos de la Frontera en todas sus direcciones.

La Iglesia de San Pedro, otro templo espléndido de la ciudad, siempre ha competido con Santa María. De estilo gótico-renacentista, su retablo es de estilo plateresco y en él se narran pasajes de la vida de San Pedro y San Jerónimo.

Otros monumentos de gran interés son el Convento de la Encarnación, y los de San Francisco y San Agustín, la Iglesia de la Caridad, la del Hospital de San Juan de Dios y la de la Misericordia.

En su arquitectura civil deben destacare el Castillo de los Duques, construcción árbe que sirvió de residencia a los Taifas de Arcos, del que se conservan dos torres, siendo su estructura actual del siglo XV; el Arco de la Matrera, última puerta del recinto amurallado, y la casa del Conde del Águila, en la Cuesta de Belén, de 1340, con toda seguridad la portada más antigua de Andalucía.

Fotos tomada en mis vacaciones por Cádiz y Pueblos Blancos en Agosto de 2.012


No hay comentarios: